Ir al Menú principal Ir a Contenido Ir al Pie de página

Datos Sobre el Cloro

Datos Sobre el Cloro

Clorox® Bleach Blanqueador les ofrece a los consumidores una limpieza y desinfección efectivas y a un costo eficiente.

¿Cómo se obtiene el blanqueador?

Para obtener el blanqueador, se utiliza gas de cloro líquido para producir el activo del hipoclorito de sodio (NaClO). El gas de cloro es producto de la electrólisis de agua salada. El gas de blanqueador forma burbujas mediante una solución de soda cáustica que produce una solución de cloro líquido para uso doméstico. La reacción se lleva a cabo en un contenedor cerrado y sellado para que no queden rastros de cloro libre en el producto final.

¿Cómo actúa el blanqueador?

Cuando compras una botella de Clorox® Bleach Blanqueador, estás utilizando una solución de hipoclorito de sodio con un poco de hidróxido y carbonato de sodio, que ayudan a amortiguar la solución y a mantener la calidad del producto hasta por un año.

El hipoclorito de sodio es un químico altamente reactivo. Reacciona rápidamente descomponiendo de manera efectiva la suciedad y las manchas en partículas más pequeñas que harán posible removerlas más fácilmente de superficies y fibras. Tambien es un efectivo desinfectante el cual elimina el 99,9% de bacterias en superficies duras no porosas.*

¿Es seguro el blanqueador?

Luego de su uso en limpieza o lavado de ropa domésticos, el hipoclorito de sodio se transforma en una solución de agua con sal al 95 % a 98 %. Lea atentamente la etiqueta antes de usar. El 2 a 5 % restante se elimina por el sistema de desagüe o cámara séptica, donde sigue reaccionando contra la suciedad que encuentra hasta desactivarse completamente. El blanqueador líquido no entra en contacto con el medio ambiente porque reacciona con las cargas orgánicas en las tuberías.

* Para más información, lee atentamente el rótulo.